La bolsa española es la segunda más cara de las veinte mayores economías

13 de junio de 2014

Todo tiene un precio. Eso bien lo sabe el mercado, y en algunos casos, ese precio es demasiado elevado. Una situación en la que se encuentra en estos momentos la bolsa española. De hecho, el índice de referencia de nuestro país, el Ibex 35, es uno de los selectivos más caros por PER -veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción- comparándolo con los índices de referencia de las 20 mayores economías del mundo (G20).

Tan sólo el índice mexicano Mexbol cotiza con un múltiplo de beneficio -teniendo en cuenta las ganancias estimadas para este año-, más elevado que el español. Un inversor que tome posiciones en el Mexbol tardaría 20 años en recuperar dicha inversión, y en el caso del Ibex 35 el periodo para recuperar lo invertido sería de 17,6 años.


Pero para justificar ese coste, es necesario tener en cuenta que el índice de referencia español es uno de los que mejor comportamiento registra en 2014, y es que en lo que llevamos de año se postula como uno de los parqués más alcistas, al repuntar más de un 11%.


Por encima de los 11.000 puntos y tras superar niveles de 2010, el Ibex 35 está sobrevalorado. Con los precios objetivos que establece el consenso de mercado para las 35 compañías del índice, y teniendo en cuenta su ponderación en él, el Ibex 35 estaría un 5% por encima de su precio justo, que los analistas sitúan en los 10.515 puntos.


"Salimos de una zona en la que la bolsa española ha estado muy infraponderada y hemos atravesado el punto de inflexión de la economía española, y las cotizaciones se han visto impulsadas por la doble circunstancia de una fuerte reducción del riesgo y un descuento de un futuro económico mucho mejor", explica Daniel Pingarrón, estratega IG.


Una mejora que no llega


Otro factor que explica el encarecimiento del Ibex 35, es que la mejora en las estimaciones de beneficio no termina de llegar. Así, desde enero hasta ahora, las previsiones del beneficio por acción del índice español han caído alrededor de un 4,7%, según las estimaciones del consenso de mercado que recoge FactSet. Una fotografía similar a la otra bolsa cara, la mexicana, donde en el mismo periodo de tiempo sus estimaciones de beneficio por acción se han rebajado un 7,6%.


Desde que comenzó el año, la previsión de beneficios cae en un 60% de los valores que componen el Ibex. Entre las grandes compañías por capitalización, la más afectada es BBVA, donde los recortes superan el 18%. Sin embargo, no es la única donde los analistas han sacado la tijera y entre las más afectadas también se encuentran Telefónica e Inditex, con caídas en la previsión de las ganancias para 2014 del 12,44 y del 9,87%.


Sin embargo, aunque el múltiplo de beneficio más elevado sea para las bolsas mexicana y española, no son las únicas. Los parqués de Argentina, Japón e Italia también se hacen un hueco entre los más caros del G20. Así, sus principales selectivos, el Merval, el Nikkei 225 y el Ftse Mib tienen un múltiplo de beneficio -con las ganancias estimadas para 2014- de 17,48, de 16,91 y de 16,50 veces, respectivamente.


¿Habrá rebaja de PER? Los atisbos de mejora de la economía pueden propiciar una rebaja en esta ratio para la bolsa española. "Por un lado, los precios de las acciones se moderarán, sus subidas serán más suaves, el comportamiento más lateral y, por otro, la mejora económica terminará repercutiendo en mejores resultados empresariales. Esto último va a ser el próximo catalizador para la renta variable cuando se agote el Efecto Draghi", explica Jaime Díez, analista de XTB.


Pero si la mejora esperada de los beneficios no termina de llegar, "las cotizaciones actuales serán cuestionadas por grandes inversores que podrían rotar sus carteras provocando caídas de la renta variable a niveles más razonables y estables", añade.


Tomás García Purriños, de Cortal Consors, considera que "la mejor evolución de los PMI en la Eurozona muestra que, probablemente, comencemos a ver revisiones al alza del beneficio por acción durante la segunda parte de 2014".


La rusa es la bolsa más barata. Tiene el multiplicador de beneficios más bajo de todos los países que forman esta institución, ya que su PER -que es el número de veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción- se sitúa en las 5,5 veces.


Esto significa que alguien que decida invertir en el RTS, su índice de referencia, tardaría en recuperar su dinero por la vía de los beneficios algo más de cinco años, frente a los 20 del mercado mexicano, por ejemplo, que es el más caro.

Comentarios (0)

Inicie sesión para comentar.

¿Aún no eres usuario?

Regístrate, es totalmente gratis. Descubre todas las herramientas y servicios que tienes a tu dispsición y accede a una oferta especial para disfrutar gratuitamente la aplicación meGestiono.

Registrarme