La crisis induce a alquilar o compartir bienes a la mitad de los españoles

13 de junio de 2014

La polémica en torno al uso de plataformas para compartir coche y repartir así los gastos, parece que va más allá del mero sentido económico. La crisis ha cambiado la mentalidad de los ciudadanos españoles y europeos no sólo en cuanto al ahorro, sino también acerca de las problemáticas sociales.

Este hecho se deduce de los datos que refleja el informe Compartir en Sociedad, elaborado por la compañía Nielsen, a partir del estudio de los hábitos de 30.000 personas de 60 países de todo el globo, con respecto al uso de Internet. Según este estudio, el 53% de los españoles estaría dispuesto a alquilar o compartir sus bienes de uso personal con la finalidad de obtener un beneficio económico. Entre ellos estarían herramientas de bricolaje, aparatos electrónicos, bicicletas o material deportivo o de camping, aunque el mayor porcentaje de personas cedería en cuanto al domicilio, la propia mascota o su coche, este último protagonista de las protestas mundiales de los taxistas en la actualidad.


Según el director general de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez, "este tipo de relación con el dinero, más parecida a un trueque, siempre ha existido, pero se ha puesto de moda tras el estallido de la crisis financiera".


En el lado apuesto se encontraría un 42% de la población española que se reafirma como "dueña de lo suyo", y por lo tanto no estaría dispuesta a compartir sus enseres con otras personas, aunque esta actividad pudiese reportarle algún tipo de beneficio a nivel monetario.



Más crisis, más solidaridad. Nuestro país, uno de los más afectados por la crisis dentro de la zona euro, se encuentra nueve puntos por encima de la media comunitaria, que acoge a un 44% de ciudadanos dispuestos a llevar a cabo esta práctica. Además, el número de personas interesadas en compartir aumenta progresivamente a medida que nos vamos acercando a países del viejo continente todavía más castigados por la crisis, como es el caso de Grecia, donde el porcentaje asciende al 61%, Portugal, con un 60%, e Italia que se queda en un 55%. Eslovenia lideraría esta clasificación, con un 71% de ciudadanos dispuestos a llevar a cabo esta práctica.

 

En el otro extremo se encuentran los países menos afectados por la crisis, donde sus ciudadanos apenas se plantean dichos intercambios, como los británicos y franceses con un 29%, holandeses, 24%, finlandeses, 23% y belgas, 25%. Además, son precisamente estos los países que más rechazan compartir, en un 63% en el caso del Reino Unido y en un 59% en el de Francia.

Comentarios (0)

Inicie sesión para comentar.

¿Aún no eres usuario?

Regístrate, es totalmente gratis. Descubre todas las herramientas y servicios que tienes a tu dispsición y accede a una oferta especial para disfrutar gratuitamente la aplicación meGestiono.

Registrarme