Los objetivos del Fondo Monetario Internacional

02 de diciembre de 2009

El Fondo Monetario Internacional (FMI) busca fomentar la cooperación monetaria internacional, afianzar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover un empleo elevado y un crecimiento económico sostenible y reducir la pobreza en el mundo entero. Fundado en 1945, es administrado por los gobiernos de 186 países miembros ―casi todos los países del mundo— a los cuales les rinde cuentas.

  Su objetivo principal fue establecer un marco de cooperación económica destinado a evitar que se repitieran los círculos viciosos de devaluaciones competitivas que contribuyeron a provocar la Gran Depresión de los años treinta.


  El principal propósito del FMI consiste en asegurar la estabilidad del sistema monetario internacional, algo esencial para un crecimiento económico sostenible ya que mejora los niveles de vida y alivia la pobreza.


Además del objetivo principal, tiene como finalidades:


-          evitar las crisis en los sistemas monetarios, alentando a los países a adoptar medidas de política económica


-          Institución de provisión de fondos al que los países miembros pueden acudir cuando necesiten financiamiento temporal para superar los problemas de Balanza de pagos.


-          promover la cooperación internacional en temas monetarios internacionales y facilitar el movimiento del comercio a través de la capacidad productiva.


-          Facilitar la expansión y crecimiento equilibrado del comercio internacional.


-          Promover la estabilidad en los intercambios de divisas


  Los recursos del FMI son suministrados por sus países miembros, principalmente por medio del pago de cuotas, que, en general, guardan relación con el tamaño de la economía del país. Los gastos anuales de administrar la institución se cubren principalmente con la diferencia entre los ingresos derivados de los intereses (sobre los préstamos pendientes de reembolso) y los pagos por concepto de intereses (sobre las cuotas que se usan para financiar el 'nivel de las reservas' correspondiente a los préstamos). Sin embargo, los países miembros acordaron recientemente adoptar un nuevo modelo de ingresos, que permite obtener recursos a través de una gama de fuentes más apropiadas para las distintas actividades del FMI.


  El FMI emite un activo de reserva internacional conocido como derecho especial de giro (DEG) que puede complementar las reservas oficiales de los países miembros El DEG no es ni moneda ni activo frente al FMI. Más bien representa un activo potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembros del FMI. Los tenedores de DEG pueden obtener estas monedas a cambio de sus DEG mediante dos operaciones: primero, la concertación de acuerdos de canje voluntario entre países miembros y, segundo, la designación, por parte del FMI, de países miembros con una sólida situación externa para que compren DEG a países miembros con una situación poco firme. Además de su función de activo de reserva complementario, el DEG sirve como unidad de cuenta del FMI y de algunos organismos internacionales.


 


  El FMI rinde cuentas a los gobiernos de sus países miembros. La instancia máxima de su estructura organizativa es la Junta de Gobernadores, que está integrada por un gobernador por cada país miembro. Los gobernadores se reúnen una vez al año con ocasión de las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial. Los 24 gobernadores que conforman el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) se reúnen dos veces por año. Las operaciones cotidianas del FMI están a cargo del Directorio Ejecutivo, que tiene 24 miembros; esta labor es orientada por el CMFI y respaldada por el personal profesional del FMI. El Director Gerente es el jefe del personal del FMI.


  Una de las funciones medulares del FMI es suministrar préstamos a los países miembros afectados por problemas de balanza de pagos. Esta asistencia financiera les permite reconstituir sus reservas internacionales, estabilizar su moneda, seguir pagando sus importaciones y restablecer las condiciones para un firme crecimiento económico, al tiempo que toman las medidas necesarias para corregir los problemas subyacentes. A diferencia de los bancos de desarrollo, el FMI no financia proyectos específicos.


  El FMI ofrece asistencia de emergencia para ayudar a los países miembros a satisfacer sus necesidades inmediatas de financiamiento de la balanza de pagos en situaciones de catástrofe natural o de posguerra. La asistencia financiera de emergencia está organizada para un desembolso rápido y se respalda mediante asesoramiento de política económica y, en muchos casos, asistencia técnica. Los préstamos de asistencia de emergencia se desembolsan por lo general de forma rápida y no están sujetos a criterios de ejecución. Al país miembro del FMI que solicite asistencia de emergencia se le pide que describa las medidas económicas generales que se propone seguir. Además, se prevé que el país que solicite asistencia de emergencia para situaciones de posconflicto indicará su intención de formular un programa de política más detallado en el marco de alguno de los servicios ordinarios de préstamo del FMI.


En general, la asistencia se ha limitado al 25% de la cuota del país miembro en el FMI, aunque pueden proporcionarse, como ha ocurrido, sumar equivalentes hasta el 50% de la cuota en determinadas


Reformas



  • Línea de Crédito Flexible: para países con fundamentos políticos y económicos sólidos.

    • No están sujetos a los objetivos de políticas acordados por el país, sus plazos de reembolso de 3 años y medio a 5, de ser renovable y para uso de balanza de pagos y contingentes.



  • Fortalecer los acuerdos stand-by: con mayor flexibilidad.

  • Duplicación de los límites del acceso al financiamiento: los nuevos límites anual y acumulativo de acceso al financiamiento no concesionario del FMI son de 200% y 600% de la cuota, respectivamente[

  • Simplificar los costos y vencimientos.

  • Simplificar los servicios: se eliminarán los servicios poco usados que serán incluidos en las LCF -líneas de crédito flexible.

  • Reforma de los servicios para los países de bajo ingresos

Comentarios (0)

Inicie sesión para comentar.

¿Aún no eres usuario?

Regístrate, es totalmente gratis. Descubre todas las herramientas y servicios que tienes a tu dispsición y accede a una oferta especial para disfrutar gratuitamente la aplicación meGestiono.

Registrarme